¿Con cuál te quedas: con el original o la parodia?

Estándar

En publicidad se puede tomar la licencia de coger una idea ya existente y darle un toque cómico y ridículo sin ser tachado de plagio. A veces ese nuevo punto de vista mejora el anuncio original y más cuando éste es “cutre” digno de la tele-tienda. En otras ocasiones son obras de arte las que caen en las redes de la parodia, aunque el resultado es bastante similar.

Inspirarse en el cine para llevar al absurdo grandes clásicos o para dar otro mensaje es un recurso muy utilizado ya que se aprovecha de la memoria socio-cultural fílmica para cambiar un pequeño matiz e introducir el producto que nos quieren vender. También ciertos géneros periodísticos como por ejemplo documentales es otra manera de sorprender al target haciendo que todo gire en torno a un producto de forma creativa y llamativa.

Lo que está claro es que todo es mejorable, hasta lo que ya está en el Top-ten, y si nos saca una sonrisa siempre tendrá una buena acogida.

Nos leemos.

Nuky

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s