Mi pequeña adicción

Estándar

No fumo, no  suelo beber, jamás he probado las drogas y no estoy tan loca como apostar el dinero que no tengo en juegos. Pero debo confesar que tengo un problema, no puedo evitar estar enganchada, necesito llegar hasta el final… de la serie. Mi adicción empezó con “F·R·I·E·N·D·S“, de la que tengo las 10 temporadas y hasta me hicieron un trivial personalizado. Pero quería más, así que después vinieron: “Weed“, “Moder family”, “Anatomía de Grey“, “Dexter”, “Juego de Tronos”…

Cuando estaba en 4º de carrera descubrí a David Lachapelle, pupilo de Andy Warhol. Es un apasionado del color, los desnudos y el erotismo llevado al extremo. Fue gracias a él que descubrí la promoción de las series de televisión que tanto adoro. Se puede caer en el error que es suficiente con hacer un resumen del próximo capítulo para aumentar la intriga y las ganas de verlo en el espectador. Lachapelle rodó piezas muy alejadas de esa realidad, creando su propia película manteniendo el tono de comedia negra y sensual del producto que anuncia. Pero luego se lució creando un videoclip de una serie en la que lo que menos te apetece es bailar. Pero fue la cadena española Cuatro la que ganó un premio con su partida de ajedrez.

En otra ocasión hablaré de la publicidad no convencional, pero os dejo esta píldora, en la que se pasa de anunciar una serie de ciencia ficción a crear unas elecciones. Ya sólo por el despliegue de medios y la originalidad merece ser nombrado como otro ejemplo curioso de promoción de la programación televisiva.

Como ya sabéis yo siempre abogo por la sencillez visual adornada con un copy acertado, y eso es lo que consiguió “The Big Bang Theory” y no una ni dos sino dos veces (pequeño homenaje a malviviendo) . Los creativos atrevidos, a veces, creen que el target tienen algo que decir y saben cómo decirlo.

He empezado con “F·R·I·E·N·D·S” y quiero terminar con su secuela, es decir, “Cómo conocí a vuestra madre”, que guardan muchas similitudes: los dos grupos de amigos viven en Nueva York;  tienen un amigo ligón, qué sólo se enamora de la protagonista, y que curiosamente  no sabe cuál es su trabajo; un paleontólogo termina de profesor y ahora un arquitecto da clases en la Universidad; parejas que van y vuelven y otra es la primera en casarse; un abogado que se replantea su futuro laboral cambiando de trabajo como hizo Chendler al mundo de la publicidad…  Todo un trabajo detectivesco.

Confesado mi pequeño secreto os animo a practicarlo, es muy adictivo.

Nos leemos.

Nuky

Anuncios

»

  1. Yo en cuanto termine la 8 de Desperate Housewives me la voy a comprar (aqui salen rapidisimo) da gusto ver buenas series como HIMYM o Sex in the City o Gossip Girl, cada una en su momento. Hay otras que salieron prometiendo mucho y luego se hundieron sin saber muy bien como continuar como Mujeres en Manhattan o Heroes… Una pena.

    De producto nacional en cuanto vuelva estoy pendiente de ver Aguila Roja, Hispania o Cuentame!

    Haces bien en confesar tus pequeños vicios!

    • Bueno, Heroes tuvo sus 5 temporadas, aunque muy flojas… Y si, la de Mujeres en Manhattan se quedo con las ganas de llegar a más.. Xo bueno, ahora con: Érase una vez, Mujeres desesperadas, Dexter, House, The Big Bang, Modern Family, Goosip Girl y esperando Juego de Tronos estoy servida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s