Esa cara me suena

Estándar

Dicen por ahí que hay crisis y que es muy difícil encontrar trabajo por muy cualificado que estés. Esta situación es de lo más común, yo misma estoy en el paro desde 2011 (aunque haciendo muchas colaboraciones). Sin embargo, algunos negocios  como el compro oro están viviendo su agosto. Pero hay personas que también están en una época de esplendor, como algunos actores.

La conocimos como una mujer Sapiens, sabía como lidiar con los desacuerdos familiares y ha vivido un verdadero culebrón. También el Gas Natural nos lo presentó y hemos sufrido con él. Otras fueron actrices de series adolescentes y terminaron saboreando helados, compartiendo una chocolatina con Calderón, incluso se muda a su lado, y nos han mostrado sus problemas de insomnio o de peso.

Pero del actor que más me complace hablar es del gran Alfonso Mendiguchía, al que tuve la suerte de conocer en la carrera de Publicidad y RRPP porque fue mi profesor de “Interpersonal”, “Radio” y “Dramatización”, además de formar parte del grupo de teatro que él creó hace 20 años, “La Máscara Teatro”. Poco a poco se ha ido abriendo paso entre los actores de renombre españoles. Al principio pasaba desapercibido, pero con el tiempo ha ido consiguiendo relevancia en los proyectos que participa y ha llegado a encarnar a gente importante. Pero Mendi, como se le conoce con cariño, no sólo ha triunfado en el mundo de la publicidad sino que también se ha dejado ver por todas las series del momento: “Siete vidas”, “Aida”, “El comisario”, “Los hombres de Paco”… Además, de protagonizar muchos cortos y triunfar en el mundo del teatro. Sin duda uno de mis modelos a seguir por su profesionalidad y grandeza humana y personal.

Y es que ser actor y conseguir vivir de ello no es nada fácil. No todos somos Bratt Pitt, que ahora ha decidido compaginar su semi equipo de futbol familiar y su trabajo en el celuloide con participar en algunos anuncios de marcas de renombre. Aunque utilizar a famosos del mundo del cine en la publicidad es de lo más normal. Lo que si es algo menos habitual es que una hazaña tome un tono publicitario desde antes de vivirlo, y como tal su protagonista se convierta en una imagen de marca:

Nos leemos.

Nuky

PD: Mucha mierda a mis compañeros actores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s