Fragancia publicitaria

Estándar

IMG_0241Seguramente uno de los regalos más visto en los zapatos estas Navidades han sido colonias o perfumes, al menos ese ha sido mi caso. Hay motivos objetivos para que así sea: el 99% de la población las utiliza; se usa diariamente; quedas muy bien por un precio, normalmente, razonable; a veces ayuda a mandar indirectas sutiles; o puede que al que se lo regalas lo necesite porque se le ha terminado el frasco.

Pero a mí lo que me interesan son los motivos subjetivos. Esas cualidades que nos venden los anuncios de colonias sólo por el acto de hacer “fli-fli”:

Libertad: Conseguir estar en la ciudad igual de liberada que en medio del campo.

Belleza: Unas gotitas y se te quitan de golpe esos kilitos de más, la celulitis, se te pone todo en su sitio y tu cara no tiene ni una imperfección.

Éxito: Qué mejor ejemplo que una actriz como Charlize Theron en un desfile de alta costura con las que fueron las más grandes.

Amor: Así les quiero tener yo a todos, y la que diga que no miente.

Vivir en un cuento de Hadas: Quién no ha soñado alguna vez con vivir una historia de amor digna del celuloide.

Evadirte en una loca fantasía: Nada es imposible.

Diversión: Eres el rey / la reina de la fiesta.

Aventuras: Te compras un perfume y consigues tiempo y dinero para hacerte el viaje de tu vida.

A la moda: No es que vayas a la moda, es que eres la moda.

Felicidad: Es echarte la colonia y no parar de reír, eso sí, de manera muy natural.

Pero por lo general, los anuncios de este tipo de productos son un sin sentido, con tener una cara bonita a la que rodar con planos sensuales es suficiente para hacer que creas que necesitas oler como ella para conseguirlo todo. Así que precisamente no los destacaría por su creatividad, sino más bien por su desembolso a la hora de contar con ciertas personalidades. Pero ¿y lo bien que hueles con ellos?.. Aunque para ser publicitaria yo no predico mucho con el ejemplo, ya que yo utilizo la colonia de vainilla de Yves Rocher que no se anuncia, pero por la que todo el mundo que me ve me dice “Qué bien hueles” ó “Huele a vainilla, Nuky está por aquí” y he de reconocer ¡Qué me encanta que me digan esas cosas!

Con este buen aroma me despido aconsejándoos: no dejéis para mañana el buen olor que podáis desprender hoy.

Nos leemos.

Nuky

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s