Tengo algo que decir

Estándar

YoComo sabéis me fui a las Fallas de Valencia y fueron unos días maravillosos: volví a dormir 8 horas, comí verdaderas delicias, viví experiencias nuevas, estaba con mi mejor amiga y desconecté de todo y de todos de tal manera que iba cantado por la calle de felicidad. Pero al llegar, incluso antes de poner un pie en Salamanca, se empezaron a torcer las cosas, por lo que he pasado por unos días un tanto difíciles y soportando unas situaciones muy injustas. Ha llegado el momento en el que no me puedo callar más y tengo algo que decir:

– Tengo algo que decir a esas multas desmesuradas por aparcamiento.

– Tengo algo que decir a esos móviles que al ser sólo pantalla cuando se rompe te quedaste sin móvil.

– Tengo algo que decir a ese invento del infierno llamado WhatsApp.

– Tengo algo que decir a esa crisis que tantas desgracias conlleva y a los políticos que nos han llevado y no nos sacan de ella.

– Tengo algo que decir a todas esas empresas que reciben un mail con mi curriculum y no se dignan en contestarme ni para mandarme a la mierda.

– Tengo algo que decir a esos empresarios a los que sólo miran la pela y a la mínima te dan la patada, aunque tu trabajo sea impecable.

– Tengo algo que decir a esos tíos que se creen lo mejor del mundo sin motivo, o que si lo son a mi no me lo han demostrado, y además juegan con tus sentimientos entrando y saliendo de su vida a su antojo, aunque no quieras malgastar más tu tiempo.

– Tengo algo que decir a esos cansinos que rozan el acoso cuando no entienden que ignorarles quiere decir que salgan de mi vida porque paso de la gente tóxica, exigente e infantil.

– Tengo algo que decir a esos “amigos” que se han mantenido a tu lado durante muchos años por interés y a la mínima te meten una puñalada trapera con mentiras para quedar bien ante los demás, metiéndose en medio de relaciones por celos y traicionando en cuanto tienen ocasión.

– Tengo algo que decir a esas malas personas que por conseguir lo que quieren arrasan con todo y todos, sin importarle la trascendencia de sus actos.

A todos ellos les digo:

Y a muchos les doy un consejo a modo de sermón:

Al menos estoy con la conciencia muy tranquila:

Y al que no le guste que no miré y deje de tocar la moral, se lo agradecería mucho.

Nos leemos.

Nuky

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s