Primer aniversario

Estándar


Hace unos 10 días estuve de celebración. Echando un vistazo un año atrás: me encontraba en una situación de desempleo desesperante tras casi 15 meses parada, lo que me obligaba a conformarme con explotaciones varias por hacer algo con mi vida; en ese momento estaba con un amor de verano que se alargo más de la cuenta y  fue cuestión de días que llegara a su fin, lo que lo convirtió en mi última conquista hasta el momento; y fue hace un año que empecé un curso de “Monitor Sociocultural”del ECYL, que me tuvo bastante entretenida unos meses. Hace unos días no celebré que por fin tengo trabajo, algo de lo que no dejo de estar agradecida, o mi eterna soltería, sino una exaltación de la amistad, porque ese curso que me saco de mi penosa rutina además me aporto amistad por parte de más de una decena de mujeres increíbles.

Creo que somos un caso extraordinario, ya que es verdad que en este tipo de formación te terminas llevando bien con la gente y puede que se haga alguna quedada exporádicamente, pero es que desde que nosotras terminamos el curso y prácticas en marzo no ha habido semana en la que, al menos dos de nosotras, nos veamos para un café, cine, compras, talleres o nuestras quedadas más comunes: una comida semanal al puro estilo “Sexo en Nueva York” pero tirando a lo económico. 

Aunque a veces discrepamos, algo normal porque somos muchas y cada una diferente, tengo que agradecerles 365 cosas y más a todas y cada una de ellas: todas las veces que me han estado apoyando para que la caída no fuera tan fuerte; por llenar el vacío de otras amistades que se fueron lejos o ya no están en mi vida para terminar siendo indispensables; por escuchar/leer las parrafadas que comparto  como si fueran un diario; por crear momentos inolvidables; por engañarme por mi cumpleaños y darme una sorpresa, aunque fuera sin cachorro; por hacer que las lágrimas se transformen en carcajadas; por dar hasta cuando no se tiene; por estar ahí incondicionalmente en cualquier momento; por llenar  el whatssap con emoticonos de  olas cuando hay que celebrar algo y por preguntar “¿A quién hay que matar?” cuando te ven destrozada; por todo y por todas G·R·A·C·I·A·S

Nos leemos

Nuky

Anuncios

»

    • Ayyyy que me emociono!!! Ya sabes que tú también para mi eres muy especial y me ha cambiado la vida conocerte porque desde entonces he tenido a una nueva heroína que idolatrar 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s