Se acabaron los sofocos

Estándar

La semana más calurosa del año (35º) la he pasado encerrada en un piso sin casi ventilación en León

Donde me ha sobrado hasta la piel

Si además a las elevadas temperaturas le sumamos la intranquilidad laboral de ver que el subsidio se va a terminar y que los días pasan sin que salga nada la situación se convierte en asfixiante

Pero como ya me viene pasando de unos años a esta parte, cuando el termómetro está a punto de explotar el destino me da una bocanada de aire en forma de trabajo, en el que he empezado hoy mismo con muchas ganas e ilusión.

image

Gracias a Emilio, de Zeleón Comunicación y Marrón y Negro, por el capotazo que me ha dado para conseguir esta justa y ya muy necesaria oportunidad, después de 5 meses desempleada, te debo una cena a lo grande.
Gracias a mi familia y amigos por alegraros tanto por mi felicidad.
Y gracias a mis dos barbudos por su apoyo incondicional, verles tan orgullosos de mí es la mejor recompensa después de unos meses con más bajos que altos.

Nos seguimos leyendo online 😉

Nuky

 

Anuncios

»

  1. La que vale, vale. Y los que te han dejado escapar como trabajadora hasta ahora, no tienen ni idea de lo que han perdido! A darlo todo en la nueva etapa! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s