El cuento ha cambiado

Estado

portatil1

Erase una vez un reino en el que una malvada emperatriz tenía atemorizados a sus habitantes. De manera masiva y en poco tiempo muchos decidieron huir a otros destinos antes que seguir bajo su yugo.

Como el más sabio del lugar que se jugó su pellejo en el frente como médico; dos de sus mejores sirvientas prefirieron no tener que llevarse a la boca que seguir malviviendo con las migajas que les daban; hasta su más leal escudero la abandonó a su suerte cansado de su vejaciones.

Pero nos quedaremos con el quinto elemento en escapar, una campechana  de la aldea obligada a realizar las tareas menos gratificantes menospreciando su talento y valía en otros cometidos que realmente la motivaban.

Gracias a un grupo de valientes jóvenes emprendieron una cruzada para dar calidad a sus vidas, no sólo a nuestra protagonista, sino todo aquel que quisiera seguirles.

La malvada emperatriz, celosa de sus logros, puso precio a su cabeza y les intentó echar encima a sus perros, conocidos en todos los rincones del reino como el “ejercito del Viento”. Pero a pesar de sus artimañas, la campechana junto a sus libertadores consiguieron ganar pequeñas batallas para llegar a alzarse con la victoria de la guerra

Nos leemos en el día grande de la villa 

Nuky

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s