Publicado en Sin categoría

En junio sale el SOL

Y no, no me refiero a la llegada del verano, que también. Lo digo porque a principios de este mes se han otorgado los premios del Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria. Y aquí os traigo a los ganadores de una edición en la que han quedado muchos premios desiertos bajo el Sol.

Gran premio en Film.

«Tiempos aún más confusos», de DAVID Madrid para Burger King

Gran premio en Medios Impresos.

«México no artificial», de We Believers para Burger King (Estados Unidos)

Gran premio en Exterior.

“Bihar, elegir el mañana” de LLYC para BBK (España)

Gran premio en Relaciones Públicas.

«Invaluable food», de Leo Burnett para Madrid Fusión

Gran premio en Innovación.

«E-nterpreters», de Fahrenheit DDB para Pilsen Callao (Perú)

Gran premio en Diseño y Mejor Idea Internacional.

«Degree Inclusive», de Wunderman Thompson para Unilever/Degree (Argentina)

Gran premio en Producción.

«BETTER WITH PEPSI – MCDONALD’S – BETTER WITH PEPSI – BURGER KING –
BETTER WITH PEPSI – WENDY’S», de alma DDB para PepsiCo (Estados Unidos)

Gran premio en Activación y Experiencia de Marca.

«Campeonato de pesca», de We Believers para AB INBEV/Corona (Estados Unidos)

El Premio especial de la Prensa, que ha sido recuperado, ha echado la vista atrás.

“Justino”, la campaña de Navidad que Leo Burnett creó para Loterías y Apuestas del Estado en 2015.

¿Cuál te ha gustado más?

Nos leemos. ¡Adiós, adiós!

Publicado en Creatividad

El mejor embajador de marca

¿Tú tienes dinero para que Nadal hable de tu empresa?

Antes de que saques la cartera te voy a horrar muchísimo dinero: El mejor embajador de marca eres tú mismo.

¡Humaniza tu marca!

Da igual la edad que tengas, la vergüenza que te da la cámara o cómo te expreses. Lo único que te diferencia de la competencia eres tú.

Y empieza a sentirte Nadal

Nos leemos, ¡Adión, adiós!

Publicado en freelance

Mi experiencia como profe

Hay todo tipo de profesores. Ya sea en el colegio/instituto o en la universidad han pasado por tu vida varios prototipos de profesionales de la enseñanza.

A pesar de ser diléxica, soy una persona a la que me le gusta formarse. Aunque he de reconocer que fue en la carrera cuando empecé a disfrutar de aprender materia que me interesaba (no abriremos el melón de que ahora no me vale de nada lo invertido en 7 años de mi vida). Y con dos títulos universitarios he sigo actualizándome porque mi trabajo está en constante evolución, pero me presta hacerlo.

Pero ahora he tenido la grandísima suerte de poder ver la enseñanza desde el otro lado y estoy encantada con esta nueva faceta. Confieso que después de callar al síndrome del impostor en el que creo que no sé nada, así que de qué co** voy dando lecciones. Pues ahora que no nos escucha nadie, os puedo confesar que me está apasionando casi más que la gestión de redes sociales.

Las redes sociales es un trabajo constante y que lleva tiempo, tanto de cara a la audiencia como a ojos de mis clientes. Pero cuando doy formaciones de dos horas, incluso una mentoría personalizada, veo como la cara de los alumnos cambia (incluso con mascarilla) porque les estás abriendo los ojos a un mundo lleno de posibilidades. Te sorprendería la cantidad de cosas que conoces y crees que todo el mundo sabe, pero es canela en rama para otros.

Se puede llegar a pensar que estoy cometiendo un error explicando cómo hacer mi trabajo porque esa gente nunca me contratará.

Lo primero, esos cursos o mentorías tienen un precio. Puntual, cierto, pero si gusta seguro que vuelvo. Y lo segundo, las personas que acuden a esos cursos son autónomos o pequeños empresarios que no pueden contratar a un profesional, por lo que no son mi público objetivo desde ese prisma. Teniendo eso claro, que menos que ayudarle con lo que puedo, ¿no?

Pero lo que sí ocurre es que todos salen con una nueva percepción de mi trabajo y dando un valor a lo que hago. Y puede que ahora no, pero cuando puedan cuenten conmigo porque saben cómo trabajo y que ellos no tienen tiempo de invertir el tiempo que requiere para hacerlo bien.

Desde aquí doy gracias a mi inseparable Jesús Castrillo que me dio el pase a la Cámara de Comercio de León. Y a mi siamesa Sara de Miss Ampel con la que hemos hecho un equipo para dar formaciones a tres de marketing, redes sociales e imagen desde un prisma realista, humanizada y con estrategia.

Si ya has sido mi alumno/a te animo a hacer pública tu experiencia por las redes sociales. Y si aún no nos hemos visto las caras y no entiendes la tecnología que te rodea para ponerla a favor de tu proyecto, recuerda que ofrezco mentorías personalizadas para darte unos buenos tips en redes sociales.

Nos leemos o no vemos. ¡Adiós, adiós!

Publicado en Actualidad

En amor y armonía

Puede que sea una casualidad, pero a mí me parece muy acertado que el mismo mes que se celebra el día de la mujer, el 8 de marzo, coincida también con el día del padre. Porque esto consiste en la igualdad.

Y esa premisa empieza desde nuestros propios cimientos: la educación.

Y es que nosotras no queremos otra cosa que sentirnos extraordinarias. Porque todos lo somos sin importar género ni condición.

Pero las personas necesitamos un apoyo que nos ayude a creer en nosotros. Un apoyo en el que madres y padres equilibran la balanza.

Y dicho esto, solo me queda dar las gracias por ser buenos padres cada día.

Y recordad que nosotras somos mujeres todo el año.

Nos leemos.

Adiós, adiós.

Publicado en Actualidad

El amor no es San Valentín

Queridos lectores, os anuncio que ya podéis dejar de quereros hasta el año que viene… O al menos eso es lo que pensaríamos si solo nos guiáramos por las fechas comercialmente señaladas.

Esto no es como el final de los cuentos de princesas, cuando se casan no acaba el cuento, empieza un nuevo capítulo. O incluso, otro tomo de la trilogía que escribe una pareja a lo largo de su relación.

¿Y por qué hay que centrar el amor solo en el nivel sentimental?

¿Por qué no se habla de la admiración y el respeto a compañeros por su talento, dedicación y valores, por ejemplo?

Pero si queremos hacer alusión al amor, lo suyo sería empezar por el más importante. La base de todos los demás amores. El amor propio. Ese que supera las comparaciones.

Incluso las redes sociales (y ojo que te lo está diciendo una social media).

Conócete para aprender a quererte, cueste lo que cueste.

Nos leemos.