Archivo de la etiqueta: Cuento

El cuento ha cambiado

Estado

portatil1

Erase una vez un reino en el que una malvada emperatriz tenía atemorizados a sus habitantes. De manera masiva y en poco tiempo muchos decidieron huir a otros destinos antes que seguir bajo su yugo.

Como el más sabio del lugar que se jugó su pellejo en el frente como médico; dos de sus mejores sirvientas prefirieron no tener que llevarse a la boca que seguir malviviendo con las migajas que les daban; hasta su más leal escudero la abandonó a su suerte cansado de su vejaciones.

Pero nos quedaremos con el quinto elemento en escapar, una campechana  de la aldea obligada a realizar las tareas menos gratificantes menospreciando su talento y valía en otros cometidos que realmente la motivaban.

Gracias a un grupo de valientes jóvenes emprendieron una cruzada para dar calidad a sus vidas, no sólo a nuestra protagonista, sino todo aquel que quisiera seguirles.

La malvada emperatriz, celosa de sus logros, puso precio a su cabeza y les intentó echar encima a sus perros, conocidos en todos los rincones del reino como el “ejercito del Viento”. Pero a pesar de sus artimañas, la campechana junto a sus libertadores consiguieron ganar pequeñas batallas para llegar a alzarse con la victoria de la guerra

Nos leemos en el día grande de la villa 

Nuky

 

 

 

 

 

Anuncios

¿Sofocad@?

Estándar


¿Cómo combatir las altas temperaturas?:

– Vete divina de la muerte a la playa

 

– Hidratate con una cerveza fresca escuchando buena música

 

– Enamorate comiendo un helado

 

Pero si eres una persona normal: no tienes cuerpo de top-model en bañador, no te sobra el dinero para irte de vacaciones (o no tienes días) como para pensar en conciertos y formas parte de la vida no en cuentos de hadas con príncipes que aparecen en tu camino por arte de magia… Simplemente aprovecha el buen tiempo, propio del mes de julio, y disfruta de tus amigos lo mejor que puedas, aunque siempre cabe la posibilidad que tu verano mejore aun más:


Nos leemos si no nos vemos antes en la piscina, que yo es todo lo que necesito para vivir un gran verano 😉

Nuky

Historias que venden

Estándar


30 segundos pueden dar mucho de sí y los buenos creativos saben sacarle el jugo a cada centésima, ya que no hay tiempo que perder y mucho que contar. Como se dice, el valor del tiempo es relativo de tal manera que en un anuncio se puede narrar una historia completa:

– Con su inicio, nudo y desenlace.

– Unos personajes curiosos con los que te puedes llegar a identificar.

– Y con argumentos que pueden dar un giro que sorprenden.

Nos leemos como los cuentos.

Nuky

Cuéntame un cuento

Estándar

Ayer se entregaron los prestigiosos premios Óscars en los que The Artis, una película muda, arrasó sobre cualquier efecto especial. Eso nos da a entender que no hacen falta grandes recursos para contar una historia ¿Y qué es la publicidad sino la manera de trasladarnos a otra realidad en pocos segundos? El tiempo, el sonido, el color… son añadidos, pero la esencia radica en una buena idea.

Cuando yo era niña siempre le pedía a mi padre que me contara un cuento sin cuento, lo que quería decir que fuera inventado. Y eso es lo que hacen los creativos en sus piezas, parten de un elemento (el producto) y se imaginan un mundo a su alrededor que pueda llamar nuestra atención.

Todos los días somos testigos de centenas de historias: la vecina nos cuenta un cotilleo, compartimos vivencias con nuestros amigos, hasta nuestras propias vidas son libros que cada mañana empiezan un nuevo capítulo. La publicidad quiere vender, eso nadie lo niega, pero también pretende contarnos algo: actualizando grandes clásicos; cambiando los hechos de la historia para conseguir un final más feliz; o dándonos un consejo que ya estamos cansados de escuchar pero que al hacerlo de una manera diferente puede que nos lo lleguemos a plantear.

La publicidad no se aleja tanto del cine. De hecho, los famosos anuncios de Estrella Damm, de los que ya he hablado en más de una ocasión, los ha dirigido Isabel Coixet, que la semana pasada ganó el Goya al mejor documental por “Escuchando al Juez Garzón”. Y siguiendo con el patrón cinematográfico os dejo aquí un ejemplo que casualmente es anterior a la película de “El curioso caso de Benjamin Button“. Y en otras ocasiones nos encontramos con sutiles guiños creando una estética similar a “Big Fish” (eso es lo que me recuerda a mí), se apropian de un 007 moderno para que anuncie una cerveza (hay más vídeos que te cuentan la historia de los demás personajes), directamente es una representación de la película o el estilo de vida de los protagonistas fácilmente reconocible.

Lo importante de una buena historia es su protagonista. En clase de Narrativa Audiovisual, cuando estudié Comunicación Audiovisual, nos dijeron que el personaje principal tiene que conseguir que la gente se sienta identificado con él para que la trama cale mucho más a los espectadores. Puede que nos encontremos ante un ser incomprendido; un podre hombre con problemas al que apoyamos en sus intentos por mejorar su vida aunque el resultado final  no sea del todo el esperado (Os recomiendo que veáis todos los vídeo de esta historia, son muy divertidos); un viejito entrañable; una mujer increíble a punto de batir un récord imposible; un recién llegado; o un grupo de jóvenes dispuestos a demostrarnos su fuerza de superación.

La trama te tiene que atrapar, te debe envolver para trasladarte a otra realidad en la que te olvides de todo. Pero la publicidad debe de ser concisa y directa, es decir, en cuatro planos tiene que contarte la historia de un antiguo grupo de amigos que se quieren reunir después de años sin verse y que sólo con los apodos de cada uno seas consciente de cómo eran antes y lo mucho que han cambiado.

Si el cine se considera el séptimo arte entonces la publicidad también debería conseguir ese reconocimiento.

Nos leemos.

Nuky