Archivo de la etiqueta: Deporte

Carrera de fondo

Estándar

Resultado de imagen de pista de atletismo

Curiosamente Superación empieza por la letra ‘S’ como Sufrimiento, que parece que es lo que tienes que padecer para llegar a donde quieres llegar.

Debe ser por eso que la superación está estrechamente relacionada con el deporte.

Te marcas un objetivo.

Entrenas duro.

Te enfrentas a las adversidades.

Te das cuenta que la victoria depende de ti

Aunque nunca bien mal un apoyo

Al final termina por no haber límites

Y sigues avanzando

Nos leemos en la competición  

Nuky

El fútbol, ese gran invento para no hablar de política

Estándar

Hay tres tipos de personas: los que se saben todas las alineaciones hasta de equipos africanos, los que creen que un fuera de juego es perder al cinquillo y los que una vez cada dos años sacamos del armario la camiseta de la selección.

Reconozco que cuando trabaja en televisión tuve que aficionarme un poco al fútbol, aunque fuera a las segunda B por supervivencia, pero por ende terminé viviendo la décima del Madrid. Pequeñas aproximaciones con el deporte reina, aunque considero que el rugby y el baloncesto entre otros están muy poco valorados, que se incentivan cada dos años con el mundial y como en este caso con la Eurocopa.

Desde los últimos años en el instituto recuerdo algunos de los partidos que he visto en estas competiciones con diferentes amigos, que la vida ha hecho que vayan variado cada dos años mínimo. Te guste o no el fútbol hay que reconocer que estos eventos evocan emociones que perduran en el tiempo.

Para los que no somos futboleros pero hacemos por ver los partidos clave sobre todo disfrutamos del hecho de juntarnos para sufrir, porque rara es la vez que nos lo ponen fácil.

Y después de la peleada primera victoria contra los checos, superando la superstición de no haber ganado nunca un 13 J, podemos seguir animando: ¡cómo no te voy a querer!

Una locura colectiva, sí, pero siempre será mejor cantar un himno, aunque no sea santo de mi devoción por tonos obvios, que insultar a los jetas que nos intenta gobernar.

Nos vemos mordiéndonos hasta los nudillos para mínimo llegar a cuartos de final 

Nuky

Arriba ese culo!!!

Estándar

Pierna arriba pierna abajo ya llevo un mes en el gimnasio, desde que empezó este frío polar, una experiencia que he hecho en diferentes momentos de mi vida (step, curves y funky/hip-hop) pero esta vez me ha costado un poco más de lo que recordaba: quizá sea por toda la caña que me dí la primera semana yendo a mogollón de clases para ver con cual me quedaba, una paliza en la que termine hasta llorando de dolor; puede que el entrenamiento que llevaba haciendo los meses anteriores corriendo era demasiado light para lo que me he encontrado aquí; o quizá todo se deba a que al rozar la treintena el cuerpo cambie y los años pesen…

Yo me quedo con Zumba, dicen que no hace nada y puede ser pero aunque mi profesora está impresionante y dice que es lo único que hace, pero ya con lo bien que me lo paso bailando todo tipo de estilos y que se me pase una hora moviéndome sin enterarme vale la pena, y alguna  máquina cardio, aunque  mi profesora de Zumba y me ha aconsejado que deje de correr, aunque nunca ponga intensidad o cuestas, porque tengo un cuerpo agradecido (Ja! me río yo de ese término tan positivo) que al mínimo esfuerzo se transforma en músculo, que siempre pesa más, y que le de caña a varias clases de cardio y esperemos que con  más práctica y tenacidad todo sea posible y mi cuerpo sea a como lo tenia a los 27 (que no hace tanto de ello).

No puedo despedirme de este artículo sin mencionar algo que me pone nerviosa del gimnasio que es la parte de musculación donde están todas esas moles de hombres, que de verdad no sé ni donde encuentran ropa, que están idolatrando su cuerpo ante el espejo o no dejan de mirarnos en lo que las chicas estamos en clase. El culto al cuerpo está muy bien porque hay que cuidarse, pero quizá la publicidad ha contribuido a esta obsesión por la perfección física, aunque no hay que olvidar que también hay que ejercitar el cerebro.

Nos leemos.
Nuky

Deporte, música y publicidad

Estándar

¿En qué acontecimiento americano podrían reunirse una final deportiva, los artistas musicales más famosos del momento y la mejor creatividad? ¡La Super Bowl! Obviamente en este blog el resultado entre Baltimore Ravens y los San Francisco nos da bastante igual, así que con el permiso de las grandes estrellas, deportivas y musicales, nos centraremos en esos anuncios que esperamos con entusiasmo cada año. Ya pueden ser buenos y llamativos, ya que los anunciantes pagan por cada bloque de treinta segundos  un precio de entre 3,7 y 3,8 millones de dólares, porque se aseguran llegar a millones de telespectadores a la vez, el sueño de cualquier empresario.

Como pasó en su día con el pecho de Janet Jackson este año también hubo polémica, en este caso por un beso entre la super modelo Bar Rafaeli con un friki bajo el lema: “Encuentro perfecto entre lo sexy y lo inteligente”. Pero no ha sido lo único que ha dado de qué hablar durante el evento deportivo, ya que cuando el SuperDome estaba preparado para los dos últimos cuartos del partido se produjo un inesperado apagón que fundió a negro las televisiones de millones de hogares en todo el país, durante 34 minutos, y dejó en blanco a los presentadores de la cadena CBS, la encargada de la retransmisión. Algo que la publicidad ha sabido sacar partido con el ingenio que caracteriza a los creativos de dichas marcas:

Entre los anuncios más destacados se encuentra: un pacto con el demonio; unos ancianos muy juerguistas que me recuerdan inevitablemente a los que vimos por playas españolas; una mascota un tanto cabre-ada, aunque el que hicimos nosotros en la carrera sobre este producto me gusta más, será porque la música amansa a las fieras; y la ternura de un reencuentro, algo que ya hemos visto anteriormente en la vida real.

Y con este pupurri publicitario nos despedimos de este evento multitudinario hasta el año que viene para ver con que nos sorprenden los creativo.

Nos leemo.

Nuky