Archivo de la etiqueta: diversión

Queda inaugurada la temporada de verano

Estándar

Resultado de imagen de spot verano 2017

Nueve meses esperando para que llegue la época que más gusta

La época en la que más nos divertimos

La época con otro concepto del tiempo

La época más sexy

La época que más enseña

La época más playera

La época más aventurera

La época que te mueves por algo fresco

La época en la que se ven más estrellas

Y sin duda la época que más echamos de menos  cuando pasa

Nos leemos guardando los jerseys de lana

Nuky

 

Angelitos…

Estándar

579237_374436429310694_1186855948_nDespués de 320 horas en un curso del paro de monitora socio-cultural acabo de terminar mis prácticas durante un mes en una ludoteca con niños de 2 a 11 años. Los que me conocen pusieron el grito en el cielo porque saben que yo prefiero tener 20 perros antes que un bebé, sí a mis 27 años aun no tengo ese instinto maternal. Pero he de reconocer que he aprendido mucho en estas 60 horas: los niños jamás se cansan de jugar, a tal ritmo que muchas veces te cuesta seguirlos; son muy competitivos, siempre quieren ganar y cuidado de ti si no les dejas aunque tengas que saltarte las reglas; les encanta imaginar que son mayores, siempre querían jugar a los cumpleaños para hacer de dueños de la Ludoteca y organizar la fiesta; e imitan todo lo que haces, porque eres su modelo por unas horas y te idolatran, todos los días me preguntaban “¿mañana vienes?” y cuando la respuesta era afirmativa daban saltos de alegría.

En este mes no he cambiado de opinión sobre lo de tener mis propios hijos, ya que sigo pensando que es toda una responsabilidad, pero es verdad que ahora tengo un poco más de paciencia y sé cómo tratarles, creemos que no se dan cuenta de las cosas y puede que muchas cosas no las entiendan (algo que envidio) pero eso dista mucho de tratarles como a tontos, y sé de lo que hablo porque he podido trabajar con niños con alguna discapacidad y te sorprenden cada día con alguna maravilla. Es verdad que hay que tener más cuidado con ciertas cosas, pero por lo general son personitas extraordinarias que aunque nos agoten nos hacen pasar muy buenos momentos y a veces te dejan sin palabras.

Bueno, experiencia pasada, conocimientos adquiridos y el recuerdo de todos esos pequeños que espero que no se olviden de la que un día fue Campanilla.

Nos leemos.

Nuky

¿Y tú, de quién has ido?

Estándar

Cada vez tenemos más oportunidades para ser otra persona con un poco de maquillaje, una careta y un buen disfraz. Antes sólo pasábamos frío en carnavales, pero desde hace unos años hemos copiado a los americanos su fiesta de los muertos en Halloween, además de la moda de las despedidas de soltero o las fiestas universitarias.

Disfrazarse siempre está asociado a la diversión. Nos sentimos libres, seguros y desinhibidos para hacer l0 que queramos cuando suplantamos la identidad de otra persona y más si es un personaje carismático y único.

A los niños les encanta creer que tienen los superpoderes de sus héroes. Desde superman al pirata más temido, pero jamás pensé que un niño quisiera parecerse a un malvado mítico, pero sobre todo tan lejano a su generación. Aunque yo no subestimaría el poder de la imaginación de un niño.

Hay tópicos típicos que están en la memoria colectiva de todos, como la niña que es amiga de un lobo  o la que pierde un zapato. Pero quizá nos llame más la atención cuando la historia que tenemos tan trillada da un giro inesperado haciendo que  los protagonistas dominen a los malos o los veamos como nunca lo imaginamos.

Con máscara o con un vestuario inusual disfrazarnos es un buen motivo para echarnos unas risas y pasarlo genial con los nuestros. Así que no lo duces cuando se presente la oportunidad.

Nos leemos.

Nuky