Archivo de la etiqueta: Gustos

La contradicción personificada

Estándar

Resultado de imagen de contradicción

No hay nada más complejo como llevarse la contraria a uno mismo. Como cambiar de gustos

Como odiar lo que amas

Como los seguros que no hablan de lo que aseguran

Como que la comodidad está de pie

Como que las mujeres más bellas son las más reales

Como que en el tema de la conquista gana lo más sencillo

Como intentar entender la contradicción

Nos leemos en el club de los contrariados

Resultado de imagen de contradicción

Nuky

SensibilidadesSensibilidades fácilmente ofendiblesofendiblesofendiblesofendibles

Estándar

Ya he escrito en otras ocasiones que el trabajo de comercial es muy duro, y más cuando no has estudiado para dedicarte a ello.

Tratar con la gente es difícil porque todos somos diferentes.

Siembre hay clientes con gustos concretos

O que no tienen mucho tiempo libre

Y hay que aguantar porque se supone que el cliente siempre tiene la razón

Pero es que hay sensibilidades fácilmente ofendibles. Por muy profesional que seas y muy buenas intenciones que pongas en el trabajo al cliente o lector que le apetezca te puede buscar las vueltas, y siempre por minucias. Y lo peor es que te faltan al respeto, no sólo a tu trabajo que ya sé que no es el mejor del mundo pero tengo facturas por pagar, sino a tu persona, aunque nadie sea más que nadie.

Nos leemos hasta el día que sea yo la que empiece a decir lo que me ofende y la gente se tome la molestia de disculparse, es decir…  el día del juicio final.

Nuky

Manual de trato

Estándar

Con esta premisa, me dispongo a dar unas pinceladas sobre mí y mi mundo, que a veces se aleja de lo sencillo pero es fácil de entender:

1. Sobre mis gustos:  disfruto con las pelis de Disney, que me las sé de memoria, y comiendo chuches, como una niña pequeña; siguiendo como los gustos culinarios he de decir que la verdura sólo la tolero en pure, la carne tiene que estar casi cruda, el limón le va bien a cualquier cosa, si por mi fuera me alimentaría sólo de helados en verano, bebo agua con gas en vez de cerveza y   sustituyó el café por Colacao; Tengo pánico a las pelis de miedo y a los tiburones, así que no se me ocurriría ver una reposición de la película de Tiburón; ABORREZCO el tabacoregalar flores en una cita perfecta, si eso existe en España, me parece una mala inversión por su temprana e inevitable caducidad; y siento a quien le pueda ofender pero donde esté un cachorro que se quite un bebé o niño.

2Mi horario laboral, que ahora hay grandes esperanzas de que se alargué más allá de mi beca que finaliza justo en un mes (el 2 de agosto) es de sábado a miércoles. Sí, es diferente, díselo a mi vida social, pero una vez que te lo diga, por favor, no me preguntes “¿Pero trabajas TODOS los fines de semana?” yo no te preguntaré jamás si tú trabajas todas las semanas… Hostelería, sanitarios, transporte, cuerpos de seguridad, y un largo etc. son gremios como el del mundo de la prensa que tiene a gente de guardia los fines de semana, pero en mi caso no rota el turno.

3. Soy de las que piensan que el carril de la izquierda está para algo e ir por el carril de fuera para dar la vuelta a toda la rotonda la ley le dará la razón pero para nada es lo correcto si te vas a ir por la 3ª ó 4ª salida.

4. Formo parte del mismo grupo que Chenoa, Cristina Pedroche y hasta me atrevería a decir que Eva González: solteras a nuestra edad (para lo que hay por ahí mejor sola que mal acompañada). Y con respecto a ese tema he de confesar que se hacen repetitivos los consuelos de tus amigas, que casualmente están ennoviadas con tipos estupendos: “ya llegará… lo bueno se hace esperar y te mereces lo mejor… eso es que no es tu momento… si lo buscas no lo encuentras”. Pero lo que casi es una ofensa es  cuando la gente te pone cara de pena como si tuvieras una enfermedad mortal al enterarse de tu situación sentimental rozando la treintena, que quizá se deba a la suma de factores como: la ausencia de candidatos de mi edad decentes y solteros, la pereza de conocer a alguien de nuevo y/o la desconfianza que ha hecho mella en mí tras tantas decepciones:

5. Y por último, pero no por ello menos importante, si quieres tratarme con cercanía y cariño, por favor, NO me llames NURI sino Nuky, con Y, un mote que llevo desde los 9 años con mucho orgullo y que está ahí para usarlo.

Y tras estas pequeñas pautas creo que ahora nos podremos llevar mucho mejor, si no lo hacíamos ya, o por el contrario te ahorro perder el tiempo si ves que hay algo de mí que no te gusta. Cada persona es un mundo y el mío en parte es así para bien o para mal.

Nos leemos, si aun quieres…

Nuky