Archivo de la etiqueta: Mujer

A voces

Estándar

No hay texto alternativo automático disponible.

Tenemos voz

Una voz clara

Una voz fuerte

Una voz melodiosa que se torna grave

Una voz decidida

Y aunque a veces otras voces nos confunden

Siempre nos sale la voz con una buena respuesta

E incluso cuando es nuestra propia voz la que es cruel con nosotras mismas

Al final sacamos fuerzas para decir en voz alta que “Así soy yo”

“Y esta es mi voz, única y con estilo propio”

Así que digamos a viva voz

Anuncios

Micromachismo

Estándar

Hace unos meses me explicaron este concepto desconocido pero de lo más habitual.

Un ejemplo visual es esta fotografía del móvil de mi novio y el mio ¿De quién es cada uno?

IMG_4162

Supongo que la “lógica” asocie el azul y grande al hombre, aunque en este caso por asuntos de cesión es justo al revés.

Más micromachismo:

Pero el caso más significativo del S. XXI es en el ámbito laboral, aunque yo a día de hoy no tengo ninguna queja trabajando en un medio dirigido por una mujer, pero las desigualdades están ahí y son palpables.

Ya sea micro o macro el machismo debe erradicarse de cualquier sociedad

Nos leemos desde la igualdad de género

Nuky

Felicidades Chic@s!!!

Estándar

Antes de las típicas felicitaciones propias de este día lo que corresponde es un paseo por la historia para tener conocimiento sobre lo que se celebra el 8 de marzo.  Quizá la publicidad nos ayude a ilustrar, una vez más en este blog, la evolución de la imagen de la mujer, pero a pesar de haber ganado muchas batallas aun quedan muchos estereotipos por derrocar y bastantes desigualdades por denunciar.

Ahora sí: Muchas felicidades a todas las mujeres, trabajen por un salario o no!!! Yo, sin ir más lejos, era trabajadora hace poco más de un mes y ahora no por estar desempleada estoy parada, ya que el propio hecho de buscar un buen empleo (digno, justo y gratificante) es en sí un arduo y casi imposible trabajo.

Patricia Arquette – Óscar mejor actriz de reparto

Aprovechando este gran discurso y que estamos de celebración os quiero regalar un microrrelato que escribí hace unos meses inspirada por la frustrarte situación en la que me encontraba en ese momento (y que no echo nada de menos):

El trabajo de mi vida

-¿Tú en qué trabajas?

-En la F R U S T R A C I Ó N: Fantasear Recreando Un Supuesto Trabajo Rentable Anímicamente Como Incentivo Obligatoriamente Necesario.

– ¿Por qué?

– Por mi estado de H A R T A Z G O: Habilidad Adquirida Rebuscando Trabajos Ambiciosos Zafándose Grandes Oportunidades.

– ¿Cuándo tiempo?

– No soy una persona I M P A C I E N T E: Imposible Mantener Principios Ante Condiciones Indecentes En Nuevos Trabajos Encontrados.

– ¿Cómo lo haces?

– Manteniendo siempre la D I G N I D A D: Deseo Irracional Generando Nutridas Ilusiones Día A Día.

– Suerte en tu búsqueda.

– G R A C I A S: Garantía Reafirmada Aumentando Coyunturas Inmejorables Altamente Sensatas.

Después de la experiencia adquirida en mi último trabajo, donde mi marcha ha hecho patente la expresión popular:”otro vendrá que bueno te hará”, sé que mi oportunidad está por llegar. Mientras tanto seguiré siendo una mujer con una actitud activa y orgullosa de todas las aptitudes que he adquirido para demostrar mi valía.

Nos leemos entre nuevos retos que conseguir y en próximas victorias.

Nuky

 

 

 

La fuerza de la delicada muñeca de hilos

Estándar

Un ser delicado, hermoso y sensible. Pero también luchador, todo terreno y fuerte. La mujer, ese gran desconocido. Debemos reconocer que no hemos tenido las cosas muy fáciles, empezando por lo que te da la naturaleza, aunque nos hemos adaptado con mucho estilo, hasta la evolución que no ha sido muy justa con nosotras.

Dicen que a diferencia del cerebro del hombre, que está ordenado por cajones que separan los problemas en cada uno, las mujeres tenemos una maraña de hilos que une todo. Quizá por eso cuando nos enamoramos nos volcamos con cuerpo y alma, lo que puede que nos hace estar un poco ciegas con la realidad, en otras ocasiones nos toca sacar los recursos para sobreponernos y a veces algunas tienen suerte.

Además de buscar el amor, estar pendiente de la familia y cumplir con las expectativas que se crean sobre nosotras tenemos que cuidar nuestra figura porque así lo estable de la sociedad. Aunque en la variedad está el gusto. No somos muñecas hechas en serie, cada mujer es la princesa de su mundo interior.

Prometo que otro día haré un artículo sobre vosotros, pero hasta el momento dejad que disfrutemos un poco.

Nos leemos.

Nuky