Publicado en Actualidad

¿Qué necesidad?

2019

¿Cómo van las celebraciones?

¿Se ha portado bien el gordinfón?

¿Ya no puedes ni con el bigote de una gamba?

¿Te quedan botones por desabrochar?

¿Sigues con ganas de fiesta?

¿No te puedes sacar ese villancico de la cabeza?

¿Sigues rodeado de gente?

¿Tienes agujetas de reírte tanto?

¿Te está dando tiempo a aburrirte?

O por el contrario, ¿te has parado a pensar en lo afortunado que eres?

Que yo soy afortunada aun no lo veo nada claro, pero que estoy hasta el mismísimo “capón” de este año, y de unos cuantos atrás, es lo único que sé a ciencia cierta.

Me despido de un 2018 lleno de:

“¿Pero qué necesidad?” by yo misma.

Extrapolable a todos esos “problemas” que nos creamos nosotros mismo cuando la vida ya se encarga ella solita de dejarte en el paro injustamente; de tener que enfrentarte a la muerte antes de a la vida; de jugar con la salud de esas personas que vuelven a ser parte de tu sistema vital… Pero como no os quiero seguir aguando la fiesta, una vez más, lo vamos a dejar aquí por este año, con otra de las frases que he gastado todos estos meses:

“Por mí que no sea” de una servidora.

A ver qué nos depara el “diecitodos”, pero ha llegado un punto que solo le pido que si las sorpresas son como las de este año mejor que se las ahorre que no estamos para malgastar.

Nos leemos intentando no atragantarnos, aunque no sería la peor entrada del año.

Nuky

Anuncios
Publicado en Actualidad

2012, por mí ya te puedes terminar

(Noche Vieja Universitaria de mi ciudad, Salamanca)

¿Cómo van esas fiestas? Por lo que se ve seguimos aquí, el mundo no se ha llegado a su fin, y bueno, de momento ya hemos superado dos grandes encuentros. Quizá nos ha tocado lidiar con la abuela cansina; hemos tenido que escuchar por 14ª vez que cuándo vas a sentar la cabeza; o te ha tocado poner cara de entusiasmo ante el peor regalo del mundo, aunque de lo malo tienes los Reyes para encasquetarselo a otro.

Aun nos quedan otros dos días para aguantar el tipo o desmadrar. Creo que ya voy entendiendo porque se bebé tanto en este tipo de reuniones sociales (os habéis dado cuenta que este año Freixenet no ha hecho uno de sus típicos anuncios, en vez de eso han preferido ahorrar convocando un concurso,la crisis llega a todos). En  estas reuniones puede pasar de todo.

Los  años pasan sin que nosotros podamos evitarlo. Unos años son buenos, otros horribles, pero es que 365 días, que es toda una vida, lo suyo es que te pase un poco de todo (proyectos que salen, relaciones que se rompen, contratos/despidos, relaciones que empiezas, últimos adiós, amistades que perduran, distancia, reencuentros…). Para este nuevo año que entra no pidas ser un mejor profesional para conseguir trabajo o mantenerlo porque ya tienes un buen CV sólo queda que alguien lo valore; no pidas amor porque llega cuando menos lo buscas; no pidas salud, sólo el destino sabe lo que te depara el futuro; para este año 2013 pide: tiempo. ¡Chin-chin!

¡¡Feliz 2013!! (Esperemos que la superstición se equivoque y sea mejor que el 2012 porque algunos nos lo merecemos).

Nos leemos.

Nuky

PD: Sé que es difícil, pero durante la cena de esta noche intentad desconectar.